Rayos, truenos y relámpagos.

Acabamos de pasar una terrible tormenta eléctrica.

De vez en cuando se iba  la luz y los rayos parecían caer a un lado de nosotros.

Sin embargo sólo un pi-bicho se preocuparía si está dentro de su casa.

No debes temer porque la mayoría de las casas (al menos por acá)  tienen una estructura metálica que, aunque no muy fina, se pude comportar como una jaula de Faraday y por lo tanto si no te acercas a puertas y ventanas tienes bastante seguridad.

Además el rayo es una descarga eléctrica que genera luz (el relámpago) y sonido (el trueno). Esto te permite saber la distancia de donde cayó un rayo a tí: “como la luz viaja más rápido que el sonido, al ver el relámpago empiezas a contar los segundos hasta oir el trueno…  mientras más segundos cuentes más lejos está de tí el rayo”.

Esto le sirve a mi hijo para guardar la calma. Inclusive creyó apreciar un patrón entre las distintas descargas que le permitián predecir el próximo trueno fuerte, pero le fallaba algunas veces. Esto debiera ser así porque el sistema que genera los rayos (nubes y viento) es caótico, por lo tanto es difñicil predecir cuando caerá, donde  y cómo será el próximo rayo.

El rayo puede afectar la red eléctrica doméstica, aunque no toque un sólo cable. Es recomendable inhabilitar el paso de la corriente eléctrica (bajar el switch general) cuando se va la luz pues en su regreso puede generar un pico de corriente capaz de fundir los electrodomésticos. Mas vale esperar unos minutos despues que se restablezca el servicio para conectar todo de nuevo.

La foto la tomé de wikipedia en donde puedes ver más información  sobre los rayos.

Anuncios