1+1=3

Cuando mi niño empezaba a ir al kinder aprendió a sumar y muy orgulloso de su conocimiento me preguntaba ¿1+1? y yo en broma contestaba ¡tres!
Se reía, con esa risa que es como agua de una fuente para un padre admirado, y decía “No, son 2” Y volteaba a ver a su mamá y le decía  ufano “mi papá no sabe sumar”

Luego le enseñé a responder: ¿derivada de x? “1”, ¿derivada de x²? “2x”, y lo llevaba a mi clase de matemáticas de ingeniería. Después de arengar a los alumnos les decía: cómo es posible que ustedes no entiendan las derivadas, y que un bebe lo haga mejor. Y le hacía las preguntas y los chicos creían que el niño era un genio.

En otra ocasión, ya con mi niña, fuimos a la inauguración de cierto lugar dedicado a la divulgación de la ciencia. En este lugar hay guías que te explican como funcionan los experimentos y me habían invitado a valorar el trabajo de los guías y yo hice la travesura de llevar a mis niños. La pobre guía que nos tocó volteaba a ver a su supervisor suplicante porque mis niños le hacían preguntas para las cuales no tenia respuestas, y que ellos si sabían ya sea por lo que habían escuchado en casa o visto en los programas de ciencia de la tv de cable.

Bueno, pronto les platicaré mas travesuras.

Anuncios