“Tengo problemas…”

…decía el libro de matemáticas, y se suicidó”

Es una característica de la disciplina que se planteen ejercicios y problemas para verificar el entendimiento del concepto en el primer caso o para explorar o aprender las técnicas en el segundo.

Es decir: un ejercicio plantea poca exigencia para el que lo realiza, toda vez que ha revisado el material previo; un problema solicita un esfuerzo mayor pues no sólo pide aplicar las operaciones inmediatas del material previo, sino que invita a la búsqueda de respuestas por medio de análisis del contenido del mismo.

(A los pibichos les recomiendo que revisen la definición de matemático de un post anterior.)

El maestro George Polya propuso un método de trabajo para resolver problemas:

1. Entender el problema.
2. Configurar un plan
3. Ejecutar el plan
4. Mirar hacia atrás

Para cada paso propone una serie de preguntas que permiten ir avanzando.

Si quieres ver con todo el detalle el método revisa su libro How to solve it (en México “Como plantear y resolver problemas” de Trillas) o bien revisa este resumen.

Anuncios

El poeta

Murió un poeta entrañable.

Crítico e inteligente pero tambien tierno y amoroso.

¡Hasta siempre Mario Benedetti!

foto tomada de La Jornada
foto tomada de La Jornada

Como no faltará un pibicho que rezongue diciendo que cual es la relación de la poesía con la matemática dejo aquí un poema del maestro:

Cero
Mi saldo disminuye cada día
qué digo cada día
cada minuto cada
bocanada de aire

muevo mis dedos como si pudieran
atrapar o atraparme
pero mi saldo disminuye

muevo mis ojos como si pudieran
entender o entenderme
pero mi saldo disminuye

muevo mis pies cual si pudieran
acarrear o acarrearme
pero mi saldo disminuye

mi saldo disminuye cada día
qué digo cada día
cada minuto cada
bocanada de aire

y todo porque ese
compinche de la muerte
el cero
está esperando

Rayos, truenos y relámpagos.

Acabamos de pasar una terrible tormenta eléctrica.

De vez en cuando se iba  la luz y los rayos parecían caer a un lado de nosotros.

Sin embargo sólo un pi-bicho se preocuparía si está dentro de su casa.

No debes temer porque la mayoría de las casas (al menos por acá)  tienen una estructura metálica que, aunque no muy fina, se pude comportar como una jaula de Faraday y por lo tanto si no te acercas a puertas y ventanas tienes bastante seguridad.

Además el rayo es una descarga eléctrica que genera luz (el relámpago) y sonido (el trueno). Esto te permite saber la distancia de donde cayó un rayo a tí: “como la luz viaja más rápido que el sonido, al ver el relámpago empiezas a contar los segundos hasta oir el trueno…  mientras más segundos cuentes más lejos está de tí el rayo”.

Esto le sirve a mi hijo para guardar la calma. Inclusive creyó apreciar un patrón entre las distintas descargas que le permitián predecir el próximo trueno fuerte, pero le fallaba algunas veces. Esto debiera ser así porque el sistema que genera los rayos (nubes y viento) es caótico, por lo tanto es difñicil predecir cuando caerá, donde  y cómo será el próximo rayo.

El rayo puede afectar la red eléctrica doméstica, aunque no toque un sólo cable. Es recomendable inhabilitar el paso de la corriente eléctrica (bajar el switch general) cuando se va la luz pues en su regreso puede generar un pico de corriente capaz de fundir los electrodomésticos. Mas vale esperar unos minutos despues que se restablezca el servicio para conectar todo de nuevo.

La foto la tomé de wikipedia en donde puedes ver más información  sobre los rayos.